SOBRE LA ACADEMIA

IDEA DEL PROYECTO

En la capital de Polonia, que es una ciudad cosmopolita, viven muchas familias hispanohablantes y bilingües.

Faltaba en Varsovia un lugar donde los padres y los niños hispanohablantes puedan no sólo encontrarse, sino también disfrutar de clases educativas interesantes impartidas en el idioma español. La Academia de Familias Bilingües es un lugar así – un espacio educativo y social, donde pueden encontrarse los niños hispanohablantes y sus padres.

La Academia tiene varios objetivos:

  • ante todo, apoyar intensivamente a los peques y a los bebés para aprender el idioma español – en compañía de otros hispanohablantes nativos
  • ofrecer a los niños hispanohablantes de edad hasta 3 años actividades atractivas que apoyen su desarrollo en cada faceta - motora, social, emocional, cognitiva y lingüística
  • apoyar a los niños en el proceso de establecer un vínculo emocional con su país de origen (o el país de origen de sus padres)
  • crear un lugar donde los padres hispanohablantes y sus hijos puedan socializar, conocer a otras familias

Las actividades educativas realizadas dentro de la Academia están dirigidas principalmente a los bebés y a los niños de edad hasta los 3 años. También a los padres que desean conscientemente apoyar a sus chiquillos – con una consideración especial para el desarrollo lingüístico.

¿Por qué enfocamos en la Academia en los niños más pequeños?

Hay tres razones principales.

En primer lugar, porque los niños de edad preescolar y escolar en Varsovia ya tienen acceso más fácil a clases educativas en el idioma castellano hay guarderías y escuelas con un programa de enseñanza bilingüe o enseñanza impartida solamente en la lengua castellana.

En segundo lugar, porque los primeros 3 años de la vida de un niño son muy importantes. A través de la experiencia acumulada en este período se resuelve en gran medida si el niño en el futuro sentirá curiosidad por el mundo, tendrá confianza en la gente y si le gustará aprender y descubrir lo desconocido. Es decir, si se sentirá seguro en el mundo o si por el contrario lo sentirá lleno de peligros. Vale la pena pues, ya en este temprano período, organizarle al niño contactos sociales y darle la oportunidad de aprender y experimentar con el mundo en un ambiente educativo seguro y creativo.

En tercer lugar, porque la infancia temprana es el mejor período para el apoyo intensivo del desarrollo lingüístico. Estudios neurológicos indican que una estimulación lingüística intensiva, llevada de una forma hábil desde el nacimiento, ayuda al niño en el desarrollo de sus capacidades lingüísticas. Dichas capacidades, a su vez, propician el desarrollo social, emocional y cognitivo del niño en todos sus facetas. El período óptimo para la adquisición de la lengua se establece hasta la edad de 4 años. La estimulación lingüística en el período temprano de la vida de un niño es pues muy importante.

Las actividades organizadas dentro de la Academia crean a los niños una oportunidad de conocer de forma segura su entorno, de experimentar con éste. Posibilitan una estimulación lingüística adicional y variada en la lengua castellana.

La creadora de la Academia es Zuzanna Rejmer – psicóloga intercultural, madre de Laura, una niña bilingüe cuyas primeras palabras pronunció en la lengua materna de su padre, o sea en español.